La Secretaría de Economía de México emitió un llamado urgente para que el gobierno de Estados Unidos reabra la frontera en el cruce de Matamoros-Brownsville y retire las inspecciones a los transportes de carga impuestas por el gobierno de Texas, las cuales están generando pérdidas millonarias tanto para México como para Estados Unidos.

De acuerdo con el comunicado de la Secretaría de Economía, desde el pasado 8 de mayo, el gobierno de Texas implementó medidas de inspección con el objetivo de interrumpir el tráfico de migrantes en la frontera, pero esta atribución no corresponde a los gobiernos subnacionales. Por esta razón, México presentará una queja ante el T-MEC.