Atletas mexicanos van de vender café a abrir OnlyFans tras la falta de apoyo

Ser atleta de alto rendimiento viene acompañado de sueños; sin embargo, para lograrlos hay sacrificios, dificultades y retos no sólo deportivos, ya que —en México— los problemas de escritorio han provocado que el recurso económico sea mínimo para impulsar sus carreras.

En 2022, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, encabezada por Ana Guevara, realizó modificaciones en el tabulador de becas, donde el monto mínimo es de mil 700 pesos mensuales y el máximo de 75 mil, cifras que se ajustan dependiendo del rendimiento de cada atleta.

La reducción —en algunos casos— del hasta el 80 por ciento de las becas orilló a que los deportistas entreguen un tiempo extra para, además de entrenar, encontrar la forma de generar dinero y utilizarlo en su preparación.

Diego Balleza, clavadista mexicano, incursiona en OnlyFans: “La razón primaria fue lo económico y en mi primer mes me ha ido bien, pero pienso que el alto rendimiento debe ser una profesión”.

Kevin Berlín, también clavadista, puso en marcha su negocio de café: “Lo hice para sostener los gastos del día con día y poder asistir a las competencias que me ayuden a clasificar a los Olímpicos de París 2024”.

Los realities shows son una herramienta que más de 50 atletas de alto rendimiento han aprovechado. “No lo hice para ganar el programa, lo hice por lo que viene después [patrocinadores] que me ayudan a financiar la carrera”, dijo Lino Muñoz, badmintonista y exparticipante de Exatlón.

Lee también: Jessica Sobrino entrena por la mañana y en la tarde da consultas como fisioterapeuta

Alistarse en las filas de la Secretaría de la Defensa Nacional, como parte del Ejército, también es una entrada monetaria que reciben los atletas. La cifra que reciben por parte de este organismo gubernamental depende del grado; el primero es soldado, donde ganan entre 12 y 13 mil pesos mensuales.

“Se necesita un recurso para vivir, competir y ganar”, afirmó Alejandra Orozco, medallista olímpica y también miembro del Ejército.

Son sólo algunos de los casos de los deportistas mexicanos que han emprendido diferentes técnicas para hacerse de un recurso económico una vez que las instituciones que en teoría son las encargadas de apoyarlos han generado obstáculos en su camino.

“Lo mejor sería que estemos entrenando y no que estemos pensando cómo le vamos hacer para ir a nuestras competencias por no tener recurso económico”, dijo la clavadista Gaby Agúndez.

Todas historias vienen al debate público, luego de que la Selección Mexicana de Natación Artística tuvo que juntar dinero a través de empresarios como Arturo Elías Ayub, luego de que la Conade les negó financiamiento.

Además, durante la semana pasada, la titular de la Conade, la exvelocista Ana Guevara, señaló que las atletas y sus entrenadoras “Son unas deudoras”.

Por mí que vendan calzones, trajes de baño, Avon o Tupperware. Pero ellas y sus entrenadoras son deudoras. Les hemos dado 40 millones de pesos y no los han justificado. El equipo de nado artístico, las atletas son deudoras dentro de la CONADE por dos millones del ejercicio 2016-2018 que no han logrado comprobar”, dijo Ana Guevara la semana pasada, lo que suscitó una serie de declaraciones con las atletas y empresarios.