Rusia se pone ruda: aprueba ley que prohíbe abandonar el país a quienes deben ir a la guerra

La Duma o cámara de diputados de Rusia aprobó hoy una ley que prohíbe abandonar el país a los llamados a filas, sean reclutas o reservistas movilizados en el marco de la actual campaña militar rusa en Ucrania.

La ley impone esa restricción a los llamados a filas desde que reciben la correspondiente notificación hasta que se presentan en la oficina de reclutamiento.

Además, en caso de que el afectado no acuda al centro de alistamiento en un plazo de 20 días, se le restringirá provisionalmente el permiso de conducir, de comprar inmuebles o de solicitar un crédito.

Amplían formas de que militares se presenten para apoyar a Rusia

A partir de ahora, los militares podrán enviar las notificaciones no sólo por escrito, sino también de manera electrónica a la cuenta personal del ciudadano en el portal de servicios públicos.

Aunque 394 diputados aprobaron la moción y sólo uno se abstuvo, los comunistas denunciaron el haber recibido un documento de varios cientos de páginas con las enmiendas poco antes de la votación.

Con todo, el presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, llamó a todos los parlamentarios a apoyar sin discusión las enmiendas.

Según sus autores, la ley intenta corregir los numerosos errores cometidos durante la movilización parcial ordenada por el presidente ruso, Vladímir Putin, que provocó el éxodo masivo de cientos de miles de rusos.

”Bajo nuestro punto de vista, estas enmiendas contribuirán a la justicia social. Y es que el servicio en las Fuerzas Armadas no sólo es un deber sagrado, sino una honrosa obligación constitucional”, dijo Andréi Kartapólov, coautor de la ley.

Destacó que la ley permitirá que “aquellos que cumplen con su deber y obligación estén en las mismas condiciones que aquellos que lo evaden”.

El documento también crea un registro electrónico único de hombres en edad militar, de forma que nadie puede exponer como argumento el no tener constancia de haber recibido la notificación oficial.

Aunque la notificación se considera entregada una semana después de ser registrado, eso no impidió que algunos rusos ya se hayan dado de baja en el portal de servicios públicos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó hoy en rueda de prensa que la aprobación de esta ley allane el camino para una segunda movilización y aseguró que está directamente vinculada con el registro militar, que, admitió, debe ser modernizado.

En septiembre de 2022Putin llamó a filas a 300 mil reservistas, aunque en su decreto uno de los puntos es secreto, lo que abre la puerta a una nueva campaña de movilización.