Trump se inclina por el extremismo en su primer mitin de 2024 mientras crecen sus problemas legales

Donald Trump está encendiendo su candidatura a la Casa Blanca en un momento de peligro sin precedentes en las investigaciones criminales en su contra, una confluencia que podría enviar a Estados Unidos a una nueva colisión política y legal.

La salvaje retórica de Trump en su primer mitin oficial de campaña para 2024 el sábado anticipó el divisivo momento nacional que se avecina en caso de ser acusado en cualquiera de las múltiples investigaciones criminales. Mientras azuzaba un fervor demagógico en Waco, Texas, para tratar de asegurar una nueva presidencia dedicada a la “retribución”, el extremismo de Trump —mezclado con sugerencias de violencia— no dejó ninguna duda de que estaría dispuesto a llevar al país a un lugar oscuro para salvarse a sí mismo.

Sin embargo, las escalofriantes advertencias de Trump de que los “matones y criminales” de la administración Biden han creado un “espectáculo de terror de la Rusia estalinista” al “armar” la justicia contra él también supusieron un peligro electoral para un Partido Republicano perjudicado por su autoritarismo en las recientes elecciones. Un extraordinario y prolongado ataque de carácter contra Ron DeSantis, en el que Trump representó a su mayor rival potencial de 2024 suplicando entre lágrimas su respaldo en 2018, demostró la tormenta política con la que tendrá que lidiar el gobernador de Florida si salta a la campaña por la Casa Blanca.

Fuente: El Financiero