Economía de México crecerá 1.8% en el año 2023

La OCDE estima que la inflación en el país sea de 5.9% en 2023 (5.7% previamente), y 3.4% en 2024 (3.3% en el reporte anterior).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) elevó el pronóstico de crecimiento para México, al ubicar la expansión de PIB en 1.8% en 2023 (frente a 1.6% previsto en noviembre). Y la mantuvo sin cambio para 2024 al proyectarla en 2.1%.

Lo anterior en contraste con el deterioro de las perspectivas en las principales economías latinoamericanas, con Brasil y Argentina revisadas a la baja en 0.2% y 0.4% y en línea con la mejoría para la economía estadounidense.

Por su parte, se proyecta que la inflación se mantendrá por encima de la meta en Brasil y México en 2023, con una disminución dentro de las bandas de variabilidad de la inflación para fines de 2024, ayudada por las medidas tempranas adoptadas para endurecer la política monetaria.

De manera puntual, el organismo estima que la inflación en el país sea de 5.9% en 2023 (5.7% previamente), y 3.4% en 2024 (3.3% en el reporte anterior).

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señaló que el pronóstico del PIB mundial para 2023 aumentó 0.4 décimas, de 2.2% en el informe de noviembre a 2.6%, apoyado por las mejores proyecciones para las economías de China (5.3%), Estados Unidos (1.5%) y Alemania (0.3%), las cuales se revisaron al alza en 0.7, 1.0 y 0.6 puntos porcentuales (pp), respectivamente.

 

En cuanto al año 2024, la organización aumentó dos décimas su pronóstico, a 2.9% respecto al reporte previo, a medida que retroceda la carga sobre los ingresos de la alta inflación.

 

La OCDE indicó que en 2022, el crecimiento mundial se desaceleró a 3.2%, reflejando los efectos de la guerra de Ucrania, el lastre para los ingresos de los hogares por la alta inflación, el aumento de los tipos de interés y las continuas perturbaciones en China; por lo que, en el cuarto trimestre del año pasado, en particular, el crecimiento se desaceleró en la mayoría de las economías del G20.

‘Los datos mensuales a principios de 2023 apuntan a una mejora a corto plazo, debido a la disminución de los precios mundiales de la energía y los alimentos, con la subsiguiente reducción de presiones sobre la inflación general, lo que impulsa el poder adquisitivo de los hogares; así como al impacto positivo esperado de la reapertura de China en la actividad mundial’, señaló el organismo.