Trasladan a Pablo Lyle a cárcel de Miami

El actor mexicano Pablo Lyle, condenado a cinco años de cárcel en EU por el homicidio involuntario de un adulto mayor cubano, fue trasladado de centro penitenciario antes de decidir cuál será el lugar definitivo en el que cumplirá su sentencia.

Las autoridades penitenciarias de Florida informaron del traslado de Lyle al South Florida Reception Center, en el condado de Miami-Dade, donde será entrevistado por psicólogos y médicos, para determinar a qué cárcel de Florida será llevado para cumplir su sentencia, impuesta el pasado 3 de febrero. Los medios de Miami publicaron este jueves la foto que le hicieron a Lyle a su llegada al South Florida Reception Center en la que se le ve con la cabeza rapada y vistiendo un uniforme de color gris.

Pablo Lyle fue sentenciado a cinco años de prisión y ocho de libertad condicional por la muerte en 2019 del cubano Juan Ricardo Hernández, al que propinó un puñetazo tras una discusión ocurrida en una intersección en esta ciudad del sur de Florida. Luego de que en octubre pasado un jurado lo hallara culpable de homicidio involuntario la Fiscalía solicitaba la pena máxima en este caso, que eran 15 años de cárcel, mientras que la defensa pedía año y medio de prisión en vista de que Lyle no tenía antecedentes criminales y de que Hernández había sido el que inició la discusión.

La agresión se produjo en un semáforo en rojo y durante una riña por una infracción de tráfico durante la cual el actor de la telenovela “Mi adorable maldición” salió del automóvil y golpeó a Hernández mientras éste volvía a su auto tras haber gritado a los ocupantes. Las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad de una gasolinera cercana muestran a Lyle correr hacia el hombre, quien, al ver al mexicano acercarse, intenta protegerse sin éxito y tras recibir un puñetazo se desploma al instante.

Lamentablemente cuatro días después, falleció en un hospital de Miami. “Esto es un triste ejemplo de algo que fue muy lejos. Creo que si Lyle tuviera una segunda oportunidad no tomaría esas acciones por las que ahora debe asumir la responsabilidad”, dijo durante la audiencia de sentencia la jueza de circuito Marisa Tinkler Méndez, quien afirmó que el señor Hernández “no mereció morir por lo que ocurrió ese día”.

“Es la disculpa más sincera que he ofrecido en mi vida, de todo corazón lo siento mucho”, dijo el actor, visiblemente emocionado, a los familiares de la víctima presentes en la sala momentos antes de que se diera a conocer la sentencia, en la que fue la primera vez que se manifestó desde que ocurrió el hecho.

Con información de Informador.Mx