Elon Musk cierra más oficinas de Twitter alrededor del mundo

Elon Musk sigue firme en su plan de recortar gastos en Twitter. En esta oportunidad, el magnate ha decidido avanzar con el cierre de dos de las tres oficinas de la red social en India, según reporta Bloomberg. Los empleados afectados por la medida deberán seguir trabajando desde sus hogares, asegura el informe.

La medida no sorprende, considerando que el personal de Twitter operando en dicho país fue uno de los tantos afectados por la ola de despidos ocurrida a fines de 2022. Más del 90% de los trabajadores indios que se desempeñaban allí —unos 200, aproximadamente— fueron alcanzados por el recorte de personal que, se estima, afectó a dos tercios de las 7.500 personas que la empresa empleaba globalmente.

Las oficinas de Twitter cerradas por Elon Musk se ubicaban en Nueva Delhi y Bombay, los principales centros políticos y financieros de la India. Solamente permanecerá abierta la ubicada en Bangalore, en el sur del país asiático, donde la mayoría de los trabajadores son ingenieros.

Si bien Twitter es muy popular en India, ha sufrido por las restrictivas políticas de moderación de contenido impuestas por su gobierno. Lo cual se suma a la aparición de gran número de «clones» locales y al hecho de que hoy no representa una fuente de ingresos demasiado importante para sus arcas.

El cierre de las oficinas de Twitter en la India no debería generar demasiado desconcierto, considerando el plan de reducción de gastos de Elon Musk. Es cierto que el magnate ha llegado a puntos extremos al abordar las cuestiones inmobiliarias de la red social. No olvidemos que se ha negado a pagar el alquiler de las oficinas de Londres y San Francisco, lo cual ya le ha valido un par de demandas.

Incluso se conoció que el empresario optó por cancelar los servicios de limpieza y seguridad en sus principales ubicaciones estadounidenses —Nueva York y San Francisco—. Situación que ha obligado a los trabajadores a llevar su propio papel higiénico al trabajo, debido a la falta de elementos de higiene personal.

En el caso de la Gran Manzana, la intención de Elon Musk sería abandonar uno de los dos edificios que Twitter ocupa allí. Mientras que en la sede californiana se ha optado por compactar a los trabajadores en una menor cantidad de pisos.

A fines de diciembre pasado, en tanto, se conoció que la intención del millonario era cerrar las oficinas de Twitter en Seattle. Un dato no menor, considerando que se trataba del segundo hub de ingeniería más importante de la plataforma, solo por detrás del de San Francisco. Así las cosas, los empleados deberían continuar realizando sus labores desde sus casas.

Finalmente, los despidos y las renuncias tras el arribo de Elon Musk a Twitter llevaron a la disolución de su oficina en Bruselas, Bélgica. Claramente, el caso no fue una decisión edilicia, sino una obligada por la ausencia de personal. Sin embargo, podría traerle consecuencias más graves a la red social en tierras europeas.

Mientras continúa cerrando oficinas y recortando gastos, Elon Musk cree que continuará con CEO de Twitter al menos por lo que resta de 2023. Así lo manifestó esta semana durante su participación en una conferencia en Dubai. «Necesito estabilizar la organización y asegurarme de que esté en un lugar financieramente saludable, y que la hoja de ruta del producto esté claramente establecida. Supongo que a finales de este año debería ser un buen momento para encontrar a alguien más para dirigir la empresa. Creo que debería estar en condiciones estables para entonces», puntualizó.

Con información de Hipertextual